¿Qué pasará el 28J en Venezuela?

Analizar hoy la situación geopolítica en una región o país, pasa necesariamente por entender que el mundo hoy atraviesa una etapa de transición, desde un mundo pretendidamente unipolar y hegemónico, hacia un mundo pluripolar y multicéntrico que ya comienza a tomar forma con expresiones muy concretas en su desarrollo y dinamismo.

Necesario es entender que. como todo proceso, convivirán las nuevas con las viejas expresiones, por un determinado tiempo, hoy no fácil de determinar. A decir de Gramsci: "lo nuevo no termina de nacer y lo viejo no termina de morir",

La transición aludida es, por lo demás, bastante dinámica. Los cambios operan de manera acelerada. Lo que hoy es, mañana tiene una connotación distinta. Algunos factores se mantienen, pero otros cambian, y al ser una realidad multifactorial, siempre habrá algún elemento diferenciador de un momento para otro. La realidad, por tanto, puede cambiar incluso diariamente, lo cual en términos geopolíticos es inusual.

Los países cada vez más tienden a tener una independencia soberana. Ello es así, con la excepción de la Europa Occidental, donde sus gobiernos actúan supeditados a los intereses norteamericanos. Esto pensamos que a la larga tendrá la oposición de sus pueblos, si ello como acontece con la energía, va en desmedro de su calidad de vida.

Por otra parte, dos países altamente desarrollados, como lo son China y Rusia, cada vez más actúan concertadamente y comienzan a tener presencia en sintonía para oponerse al imperio gringo en decadencia.

Los países, como el nuestro, en procura de un desarrollo soberano e independiente, no pueden situarse al margen de esa pugna geopolítica. Nuestro presidente Maduro, acertadamente ha tomado posición al lado de los países emergentes liderados por China y Rusia. Ha dicho el presidente: "estamos del lado correcto de la historia", lo cual no significa subordinarnos a país alguno.

En esa compleja y dinámica realidad, se han adoptado algunas medidas, no fácil de entender. Así como no es posible desarrollar una economía diversificada, sin recuperar la industria petrolera, tampoco es posible recuperar la economía sin el concurso de un sector del empresariado. Es decir, ni la economía ni la política, pueden ser vistas en "blanco y negro". Hay sus matices, y ellos no pueden ser ignorados. Necesariamente deben ser considerados.

El presidente Maduro se ha venido desenvolviendo con una gran habilidad y sabiduría política. En lo fundamental, ha sido exitoso. Ello se evidencia en algunos resultados concretos:

  1. La hiperinflación ha sido contenida y derrotada.

  2. La economía ha venido creciendo, lenta pero sostenidamente en los últimos 11 trimestres. No es poca cosa en medio del bloqueo y las Medidas Criminales Unilaterales (MCU).

  3. Prevalece actualmente un clima de Paz y los llamados al diálogo no cesan por parte de Nicolás Maduro. No hay que olvidar que ese clima de paz fue alcanzado, mediante el llamado a Asamblea Constituyente en 2017 hecho el 1 de mayo de ese año por Nicolás Maduro.

  4. Estamos próximos a las elecciones presidenciales del 28 de julio. Con una oposición fragmentada y un candidato opositor por "encargo", cualquier cosa puede pasar. El sector más violento de la oposición, cada día está más aislado a lo interno, y no está claro que tenga como antes, el apoyo unánime desde los Estados Unidos.

Pese a todos los esfuerzos de los Estados Unidos, de toda la mediática internacional puesta a su servicio, no hay dudas que el gobierno venezolano ha sabido sobreponerse al bloqueo y a las Medidas Criminales Unilaterales (MCU). No importa para ello como algunos piensan que estemos a la defensiva. A decir verdad, nuestro comportamiento ha sido dialéctico: combinando "mano izquierda con mano derecha".

Todo lo hasta ahora descrito, configura un panorama nada claro. Hay escenarios difusos que incluso llevan a algunos aliados (Lula, Petro, Mujica, etc.) a emitir declaraciones que no se corresponden con la realidad interna. Esto naturalmente no ayuda, como tampoco lo hace el excesivo criticismo de ciertos sectores hacia el presidente. Algunos como Navarro, Barreto, y algún otro u otra, han llegado a la desfachatez de llamar abiertamente a votar por la oposición, para "salir de Maduro". Ya sabemos cual es el basurero que les espera.

La Revolución Bolivariana va a continuar transitando por caminos escabrosos como lo ha sido desde febrero de 1999. Tenemos a nuestro favor un pueblo con un alto grado de conciencia política sembrado por nuestro Comandante Chávez y que se ha venido fortaleciendo en medio de las dificultades, y ese espíritu guerrero, heredado de nuestros libertadores. Bolívar y Chávez seguirán estando presentes, como nuestros guías hacia la Victoria.

¡Unidad, lucha, batalla y victoria ¡. Fue esa la consigna y fórmula victoriosa que nos legó Chávez, cuando encomendó a Nicolas seguir al frente del proceso. Nos queda por delante la gran responsabilidad de luchar y vencer.

En lo inmediato, tenemos en el horizonte más cercano las elecciones del 28J. Estamos apenas a 75 días de esa fecha crucial. En lo personal, sin caer en triunfalismo, considero que vamos a tener una victoria holgada. Coincido con algunos analistas que la oposición aupada por sus amos del norte, van a intentar embochinchar al país, desconociendo las elecciones antes o después del 28. El fraude será nuevamente su bandera.

Ese podría ser el escenario que ellos intentarán revivir. ¿Estarán ahora en condiciones de lograrlo? Eso debe estar siendo valorado en sus laboratorios de desestabilización. Sin dudas, no las tienen todas consigo. Por otro lado, ellos no están solos en el ring. Quien está en Miraflores, ha demostrado "que no se está chupando el dedo".

Lo que si debiera estar claro para quienes estamos resteados en la defensa de nuestra Revolución Bolivariana es que no podemos distraernos en lo secundario. Hay que hacer lo que debemos hacer, en su justa prioridad. Por lo pronto, trabajar para obtener una contundente victoria electoral. Y luego estar preparados, cada uno en el lugar que le corresponde, para defender esos resultados y enfrentar las asechanzas del enemigo estratégico.

No es cualquier cosa, enfrentarse al imperio más sanguinario que ha conocido la historia. También lo registra la historia que ellos han sido derrotados por pueblos pequeños, pero gigantes en dignidad. CON NOSOTROS NO HAN PODIDO NI PODRÁN. Como lo dijo el Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara: "EL PRESENTE ES DE LUCHA, EL FUTURO NOS PERTENECE".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Hugo Márquez

Ingeniero Electricista (UNIVERSIDAD DE ORIENTE),Especialización en Gerencia Pública, Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui (20062011)

 [email protected]

Visite el perfil de Hugo Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: