Así de patéticos somos

He tenido la enorme suerte y privilegio de haber podido pasar tiempo precioso con varias tribus Indígenas, entre estas, los Cree de Eeyou-Istchee (James Bay East, Canadá), los Mohawk (de la confederación Iroquois) de Kahnawake (Montreal, Canadá), y también con los Beduinos de la ciudad más sagrada del Islam, Medina, en Arabia Saudita.

Aunque yo me considere más Indígena de sangre, alma, y sentimiento que europeo, y aunque mi abuela chilena era Quechua y chamán, no vivíamos entre nuestro Pueblo Indígena del sagrado desierto de Atacama porque ella se casó con un colono judío alemán, rubio de ojos azules y muy alto, entonces vivíamos en las ciudades entre los colonos y sus parejas, hijos, nietos, etc. Por ende, no pasé tiempo con nuestras tribus de esa región, sin embargo, ella me enseñó a desarrollar mi chamanismo, un don fundamentalmente Indígena con el cual nací, y estoy muy agradecido por eso, aprendí muchas cosas buenas de ella, nada malo, todo bueno.

Ella medía alrededor de 140 centímetros de estatura, y él, su marido, mi abuelo, más de 190.

(Imagínense eso.)

Bueno …

Empecé a compartir con las tribus Indígenas en sus territorios cuando vivíamos en Canadá a los 11 años de edad cuando me escapaba de la casa para ir a pescar con los Indígenas (Mohawks), ah, sí, y para ver a mi novia Allison Deer, porque me sentía muy bien estando con ellos, me sentí humano, real, vivo, y sin miedo, además, me sentía muy agradecido, todo lo contrario de cómo me sentía viviendo dentro de la sociedad eurodescendiente ("blanca") de Canadá entre la cual nací y crecí una parte de mi vida ya que mi madre se casó con un canadiense francés.

Siempre me sentí mal creciendo en Canadá, pero no en Chile donde también crecí, porque en aquel tiempo, el apartheid canadiense no permitía que los niños Indígenas ("indios") estudiaran en las mismas escuelas de nuestros colonizadores eurodescendientes ("blancos"), pero en mi caso, porque mi madre no era Indígena originaria de Canadá, me pusieron a estudiar entre los eurodescendientes, donde, hasta el séptimo grado, yo fui él único "indio" en las seis (6) escuelas primarias donde estudié en ese país, donde de manera regular fui muy mal tratado, pegado, y atacado verbalmente y físicamente por los estudiantes y por los profesores, simplemente por ser un "indio."

Sí señor, así eran las cosas en Canadá en aquellos tiempos.

Pero …

Tuve mucha suerte que no fui a las escuelas para lo Indígenas, porque si no, tal vez me hubieran torturado, violado, o asesinado y no estaría vivo hoy para contarles mis historias.

Todos los Indígenas conocidos míos que hoy tienen más de 60 años de edad, fueron secuestrados por el Estado canadiense, mandados a las escuelas residenciales para los niños Indígenas, y allí fueron sistemáticamente torturados, violados, o asesinados (los dejaban morir en vez de sanarlos). Conozco personalmente a un "hombre blanco" que regularmente secuestraba a muchachas Indígenas, las drogaba, enseguida las violaba, y después las lanzaba al bosque donde algunas de ellas morían.

Todos quienes lo conocían a él, miraban hacia otro lado.

Sí señor.

Así de profunda era la maldad del "hombre blanco" colonizador en Canadá.

El Estado canadiense --- y muchos colonos --- incurrían impunemente y de manera deliberada y programada en los atroces crímenes de lesa humanidad, la tortura, la violación, y el asesinato de NIÑOS Indígenas, y hasta hoy en día ocurre regularmente, aunque menos.

Aquí en esta foto publicada en Aporrea el año pasado, pueden ver una de esas escuelas donde violaban y torturaban a los NIÑOS Indígenas, en Kamloops, Columbia Británica, Canadá. Ese edificio en la foto lo conocí porque, si no me equivoco, una vez, cuando mi madre se enfermó en Kamloops, ella fue albergada allí temporalmente, en el sótano. Me acuerdo perfectamente cómo ella me miraba por la ventana, como para decirme:

"Chao, hijo, cuídate."

De todas maneras, yo, "el niño indio," quedé traumatizado de por vida, y por eso aprendí las artes marciales, porque me cansé de ser golpeado casi todos los días por los "blancos." Yo era el único de mis hermanos que salió, "indio," los demás eran de piel clara excepto uno de ellos, pero él nació más tarde cuando las cosas habían cambiado, y jamás tuvieron esos problemas que yo tuve en la escuela.

Bueno …

A partir del comienzo de la secundaria, la cosa se puso menos grave (me pegaban menos) ya que Canadá empezó por primera vez a aceptar inmigrantes y refugiados extranjeros "no blancos" (aparte de los chinos para construir en ferrocarril transnacional en los años 1800 - 1900) que no tuvieran previamente familiares residentes en Canadá, primero inmigraron a Canadá los pakistaníes que se escapaban de India y de Pakistán durante la separación de Pakistán del imperio británico (1950-60), después llegaron algunos jamaicanos, enseguida un montón de haitianos, después algunos africanos, y a partir de los años 1980 aproximadamente, cubanos y un montón de latinoamericanos.

Debido a esto, los colonos eurodescendientes de Canadá (la inmensa mayoría), o sea, los "blancos," empezaron a acostumbrarse a ver a personas de piel oscura, y así la cosa fue cambiando. Canadá era hasta hace poco básicamente un país cerrado la los extranjeros "no-blancos," además de practicar el apartheid, hasta hoy en día.

Bueno …

Una de las ventajas que tuve debido a ser un,"indio entre blancos," era que pude observar las grandes diferencias culturales y genéticas entre las respectivas razas, por ejemplo, pude notar la enorme diferencia entre:

- la tendencia hacia la violencia de los canadienses "blancos,"

y

- la tendencia hacia la no-violencia de los Indígenas de Canadá.

Noté lo mismo en Arabia Saudita, y aquí en Venezuela en mis casi 50 años conociendo este país, donde los "hombres blancos" que nos gobernaban antes de Chávez, y los "hombres blancos" que nos gobiernan hoy, quienes forman parte integral de las clases dominantes colonizadoras (el 20%) (y la colonización está en plena marcha), tienden muchísimo más hacia la maldad que nuestra mayoría Indígena, Mestiza, y Negra (el 80%).

Ejemplos:

- Un bueno ejemplo de este fenómeno cultural-genético, son las extremadamente violentas protestas llevadas a cabo por las clases dominantes colonizadoras y las clases media y media altas de Venezuela (el 20%) en contra de Chávez y en contra de nosotros los ciudadanos "no blancos" (el 80%), así como ocurrió durante el extremadamente violento paro petrolero del 2002 – 2003, y las extremadamente violentas guarimbas de 2013, 2014, y 2017.

- Otro buen ejemplo es el hecho de que a partir del momento en que el actual jefe de Estado venezolano, quien viene de las clases dominantes colonizadoras, empezó a ejercer el poder sobre el Estado en el 2013, la incidencia de secuestros, desapariciones forzadas, encarcelamientos arbitrarios, violaciones sexuales, torturas, y asesinatos cometidos por el Estado venezolano, se ha disparado de manera absolutamente terrorífica, muy parecido, me imagino, a los primeros años de la colonización española de hace 500 años sobre este territorio llamado Venezuela.

Nadie, nadie, nadie puede negar estos dos HECHOS verificables y comprobables, nadie.

Ahora …

Durante por lo menos unos 14.000 años, los Indígenas de Canadá y el resto de las Américas, incluso aquí en Venezuela, nosotros los Pueblos "no blancos" del occidente vivíamos en comunidades organizadas, pero fundamentalmente pacíficas, donde la maldad del ser humano casi no existía (ni existe hoy entre las tribus) … hasta que llegaron los Europeos hace unos 500 años atrás, ocupando desde entonces menos de 5% del tiempo de la existencia de los Indígenas en las Américas, cuando empezó a surgir el fenómeno donde la única manera para los "indios" de sobrevivir las maldades programadas de los colonizadores, era de copiar al colonizador y aprender a ser malos como ellos, o más malos, porque si no lo hacían, bueno, morirían secuestrados, encarcelados, torturados, violados, o asesinados por los colonos "blancos" europeos, y sus hijos, y los hijos de sus hijos, y los hijos de los hijos de los hijos, etc., hasta hoy cuando Venezuela todavía se encuentra en la misma plena colonización forzada de hace 500 años, hoy perpetuada por el actual jefe de Estado venezolano y su gente, quienes forman parte integral de las clases colonizadoras eurodescendientes de siempre.

(Y no me vengan con que él sería el "presidente obrero," no señor, él no es nada parecido a eso. Él es lo que yo considero ser un típico hijo vago, engreído, y prepotente de las típicas clases dominantes colonizadores de siempre, nada más. Así yo lo veo a él.)

Bueno …

Se estima que la maldad que fue importada por el "hombre blanco" desde Europa hacia las Américas, fue el principal responsable de una masiva reducción intencional y sistemática de la población autóctona de las Américas, esto, probablemente con el fin de darles más espacio (y propiedad privada) a los colonos, tanto así que hoy ese proceso de reducción de la población sería considerado un genocidio, el cual erradicó del planeta a entre 80% y 90% de la población "no blanca" de las Américas, y todo eso ocurrió en solo 500 años (de los 14.000 años de existencia de los Indígena en el territorio hoy llamado las Américas).

Sí señor.

Además, esto sigue ocurriendo, y aquí en Venezuela sigue ocurriendo bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano. Vean lo que ocurre actualmente en la Haya con respecto a los muchísimos crímenes de lesa humanidad cometidos continuadamente aquí en Venezuela por el actual Estado venezolano desde que el actual jefe de Estado venezolano está al mando, crímenes casi idénticos a esos cometidos por Cristóbal Colón y su gente, pero 500 años después.

(Lean este libro donde entre otros documentos traducen algunas cartas de Cristóbal Colón y de otros colonizadores y psicópatas que estaban al mando de la colonización de entonces, como ocurre hoy aquí mismo en Venezuela actualmente.)

Aparentemente, la población de la Américas antes de la llegada de "los blancos," era de más de 60.000.000, o sea, era mucha gente, la inmensa mayoría erradicada debido a la colonización, donde básicamente solo los Indígenas "más fuertes" y/o los más malos han sido capaces de sobrevivir … los más mentirosos, los más corruptos, los más ladrones, etc., esencialmente copiando al colonizador y a sus colonos.

Bueno ...

Les mencioné todos esto porque desde que este desastre humanitario que estamos viviendo hoy aquí en Venezuela empezó en el 2013, donde domina más que nada el dinero y la maldad, el egoísmo, y la muerte, y donde el todo es ejemplarizado por nuestros actuales gobernantes eurodescendientes, he escuchado a más y más gente salir con la misma excusa para justificar su bajo comportamiento humano en esta ahora-decrépita y decadente sociedad (mentiras, deshonestidad, oportunismo, corrupción, robo, etc.):

"Qué más se puede esperar de nosotros cuando estas cosas las hemos aprendido de nuestros colonizadores."

Bueno …

Así de patéticos somos.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 853 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 [email protected]

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: