125 muertos, 32 de ellos son niños y 323 heridos

Indonesia: Policía es repudiada por la población a causa de tragedia en estadio de fútbol

03 de octubre de 2022.- Una de las tragedias más grandes del fútbol ocurrió este sábado en la noche en Indonesia a causa de la actuación de la policía local.

El saldo que dejó la estampida provocada por gases lacrimógenos fue de 125 muertos, entre llos 32 niños y 323 heridos. Por esta causa el jefe de la policía de la ciudad indonesia de Malang, donde ocurrieron los hechos fue destituido de su cargo, informó el lunes el portavoz Dedi Prasetyo de la policía nacional. También informó que fueron suspendidos al menos nueve policías, en una rueda de prensa televisada.

Sin embargo, el repudio hacia la polícía crece. Lo ocurrido en el estadio de futbool es un caso extremo de la actuación de este cuerpo represivo acostumbrado a actuar con violencia en contra de la población.

"Sobre la base de la investigación realizada (...) esta noche el jefe de la policía nacional tomó la decisión de relevar al jefe de la policía de Malang, Ferli Hidayat, de sus funciones y sustituirlo", declaró. En total, 28 agentes están siendo interrogados.

El jefe de la policía de la ciudad indonesia de Malang, donde ocurrió la estampida en un estadio de fútbol que dejó al menos 125 muertos, de los cuales 32 eran niños, fue destituido de su cargo, informó el lunes el portavoz Dedi Prasetyo de la policía nacional. También informó que fueron suspendidos al menos nueve policías, en una rueda de prensa televisada.

"Sobre la base de la investigación realizada (...) esta noche el jefe de la policía nacional tomó la decisión de relevar al jefe de la policía de Malang, Ferli Hidayat, de sus funciones y sustituirlo", declaró. En total, 28 agentes están siendo interrogados.

La tragedia ocurrió cuando fanáticos del equipo local Arema FC invadieran la cancha del estadio Kanjuruhan tras perder 3-2 ante sus archirrivales Persebaya Surabaya. La policía respondió conviolencia y gases lacrimógenos a las graderías abarrotadas, llevando a los espectadores a correr en masa a los pequeños portones donde quedaron aplastados o asfixiados, según testigos y videos que así lo confirman.

El presidente indonesio, Joko Widodo, ordenó indemnizar a los familiares de las víctimas. "Como señal de condolencia, el presidente donará 50 millones de rupias (3.200 dólares) por cada víctima fallecida", dijo el ministro de Seguridad, Mahfud MD, en una rueda de prensa, añadiendo que el dinero se entregaría en uno o dos días.

La policía calificó el incidente como un "motín" en el que dos agentes murieron, pero los sobrevivientes los acusan de exagerar en su respuesta y de provocar la muerte de numerosos espectadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1771 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter