Cacería de hombres para la guerra

  • El desespero de los mandos ucranianos los impulsa a reclutar menores de edad, prisioneros y amenazar con fusilamiento a los que se esconden y huyen de su país por miles para no acudir a los frentes de batalla. Nadie quiere ser carne de cañón para favorecer los intereses de potencias imperiales que los usan y manipulan en un conflicto que no sienten como suyo.

  • Cruda realidad para llevar a la reflexión de quienes en nuestro país y en la región acarician la violencia como una manera errada de hacer política.¿ Les gustaría acaso, que sus hijos, nietos o familiares en general sean carne de cañón?.

A nadie le gusta morir y mucho menos por una causa que no considera justa y no siente ninguna empatía por ella. Ya lo apuntábamos en artículos anteriores, donde hacíamos referencia a la desbandada de hombres que se estaba presentando en Ucrania, que abandonaban su propio país para no enrolarse en un conflicto bélico que no lo sienten como suyo, pero que si lo padecen.

Esto lo habíamos asomado, pero ya es tan evidente que el gobierno ucraniano no lo puede ocultar. Ya la prensa internacional lo ha informado y es un hecho notorio y público.

Soldado ucranianos han abandonado por centenares el frente de batalla y huido a otros países porque desaprueban una guerra que se les imponen y que el gobierno ucraniano ha impulsado para estar en sintonía con las políticas de la OTAN, de aislar a Rusia, llevando a cabo los interés de los Estados Unidos, y los que se alían a ellos para estos fines.

En un principio trataron de remendar el capote, reclutando hasta los presos condenados por diferentes delitos en ese país, para llenar la vacante de los soldados que han puesto pie en polvorosa, pero esto no ha sido suficiente.

Han acudido incluso al expediente de las sanciones:

"Unos 15.000 militares de Ucrania se encuentran bajo régimen disciplinario por desobediencia o deserción. Las Fuerzas Armadas de Ucrania han abierto expedientes disciplinarios contra alrededor de 15.000 militares del Ejército por casos de presunta desobediencia o de abandono del puesto asignado sin contar con la autorización correspondiente".

Pero todas estas iniciativas han resultado infructuosas y el rio de deserciones y abandono de las tropas ha continuado. Por lo que ahora, afinan nuevas medidas compulsivas para imponer por la fuerza la incorporación de hombres a la guerra

Con muchos de sus soldados muertos, desertores, heridos o exhaustos, el gobierno ucraniano ha intensificado sus esfuerzos para movilizar a más hombres.

Una nueva ley introducida en mayo exige que todos los hombres de entre 25 y 60 años registren sus datos en una base electrónica para que puedan ser llamados a filas.

Los funcionarios ucranianos, según revela la prensa internacional: "están a la caza de aquellos que evitan registrarse, lo que ha empujado a que más hombres que no quieren alistarse se escondan"

Incluso, esto ha afectado todas las relaciones sociales en Ucrania al punto, que los hombres han dejado de ir a todo tipo de festividades, incluso a fiestas familiares, porque allí se presentan las brigadas de reclutamiento forzoso, para reclutarlos y mediante la fuerza obligarlos a trasladarse a los diferentes frentes de batalla.

Mantenerse ocultos, alejados de toda actividad social, es la modalidad que han escogido los hombres ucranianos, para escapar de las brigadas de reclutamiento forzoso, otros han abandonado el país y se han traslado a países vecinos. Todo para evitar engrosar la filas de un ejército ya diezmado, pero que lo mantienen en pie de batalla, para cumplir con los objetivos de la OTAN y los Estados Unidos, contra Rusia.

Compartimos aquí la dramática declaración de un padre ucraniano, quien justificó de esta manera su ausencia a una boda familiar a la que había sido invitado:

"Maksym, quien tiene una hija pequeña y una esposa embarazada de siete meses, dijo que lamentaba no poder asistir a la boda, pero que tenía miedo de que los agentes de reclutamiento, a quienes compara con bandidos, lo "atrapen".

Esta declaraciones revelan, la crueldad que se genera con situaciones bélicas y es importante conocerla, porque hay muchos en todo el mundo y en particular en Venezuela, que hablan de la guerra por hablar y quisieran incluso que este país estuviera en una espiral de violencia, desconociendo por ignorancia, las graves consecuencia que una guerra trae para todo el pueblo y en general para la humanidad. "La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para beneficio de gentes que si se conocen, pero que no se masacran" Paul Valéry


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 860 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 [email protected]

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: