El web checking (comprobando)

En momentos en los que España hace valer su institucionalidad con una multa de 150 millones de euros a cuatro aerolíneas (Ryanair, Volotea, Vueling y Easyjet) que estaban cobrando a los pasajeros por escoger sus asientos en una ubicación particular o por el equipaje de mano que se lleva en cabina, en Suramérica empleados de algunas aerolíneas mantienen prácticas abusivas de ese tipo.

El día Domingo 30 de Junio de 2024, en el Aeropuerto Arturo Merino de la Ciudad de Santiago de Chile, a eso de las cuatro y treinta am, me encontraba haciendo mi chequeo respectivo en el counter de Aerolíneas Estelar cuando la señorita que me atendió me informó que me iban a cobrar 20 dólares por ubicarme en un asiento con ventanilla, ya que no había asientos libres en el pasillo del avión y yo no había hecho el web checking con anterioridad al vuelo.

Según entiendo, el web checking consiste en ingresar, días antes del vuelo, a la página web de la aerolínea con la que vas a viajar y seleccionar el puesto o asiento en el que deseas ubicarte. Mi asombro se debió a lo siguiente:

En primer lugar, con anterioridad he viajado con la misma aerolínea (Septiembre de 2023 para ser más exacto), desde el mismo aeropuerto, sin hacer el web checking y no he sido objeto de ninguna penalización.

En segundo lugar, porque luego de la erogación de mi dinero no recibí a cambio ninguna factura o boleta en la que se dejara constancia de que yo le había pagado a la aerolínea por no haber realizado el web checking previo al viaje.

En tercer lugar, porque mi asesor de viajes me manifestó que la aerolínea en cuestión no le ha comunicado ninguna información sobre este tipo de penalizaciones a la agencia de viajes para la cual se desempeña.

En cuarto lugar, porque los pasajeros estamos pagando, en promedio, ochocientos dólares por un pasaje aéreo Maiquetía-Santiago/ Santiago-Maiquetía que debería bastar para que los pasajeros contemos con un asiento, con independencia de su ubicación en el avión.

En quinto lugar, porque durante el vuelo pude observar que había asientos vacíos, lo cual, quiere decir que no era verdad la inexistencia de asientos libres.

Para no extenderme más, quisiera hacer un llamado a las autoridades competentes, tanto en Venezuela como en Chile, para que este tipo de prácticas abusivas no se vuelvan a repetir, de forma que las instituciones públicas, tal como sucede en España, defiendan a los usuarios frente a cobros indebidos que uno no sabe si son políticas de las aerolíneas o de personas que, valiéndose de que son empleados de las mismas, pretenden sacar un provecho pecuniario sin estar autorizados para ello.

C.I. V- En archivo

Correo electrónico: [email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1290 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad