Agenda 2030 para la Dictadura del Mal

El 13 de junio de 2019 se firmó el Acuerdo de Asociación Estratégica para la implementación de la Agenda 2030 (ODS) entre Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas y el presidente del Foro Económico Mundial, Borge Brende.

Invitar a participar al Presidente del Foro Económico Mundial a participar en un foro económico de tendencia neoliberal para que participe en la elaboración de una agenda que se supone neutral fue un abuso del Sr. Guterres. Claro está que la ONU nunca ha sido una entidad neutral;

La ONU fue fundada como un foro entre los enemigos de Alemania para negociar entre ellos el nuevo orden mundial en San Francisco, territorio norteamericano. Un orden estructurado para preservar para siempre el poder e influencia de los vencedores de la Segunda Guerra Mundial

Un símbolo de la preservación del poder son los votos privilegiados de los cinco auto proclamados vencedores que desde entonces tienen derecho a veto sobre las decisiones de la ONU.

La agenda 2030 es un intento de los excesos mantener ese orden de cosas con una especie de dictadura mundial. Un orden que surgido de aquella victoria de los enemigos de la Alemania cuya política nazi no era que la lógica reacción a los absurdos dictados del Tratado de Versalles . Un tratado algo peor que inicuo: estúpido y según el mismo negociador británico John Maynard Keynes con objetivos estúpidos y criminales que impuso a Europa una delimitación insostenible porque no se correspondía ni con las realidades culturales o económicas de Europa.

La Victoria del 1945 impuso al mundo la Pax Americana bajo el emblema de la ONU en un orden mundial cuyos órganos principales estaban siempre ubicados dentro del territorio norteamericano a pesar de que el mayor mérito de la derrota del Tercer Reich correspondía a la Unión Soviética, sin duda porque resultaba más práctico a la hora de influenciar sus decisiones del nuevo orden financiero internacional.

El resultado más notorio después de terminada la Guerra Fría fue la completa sumisión de Europa y Japón a los dictados de Washington y a su influencia política y cultural.

La imposición del modelo político y económico de Washington al resto del mundo como el único modelo de gobierno representativo legítimo, que gozaba del aval del prestigio que durante la Pax Americana tuvo la ONU, desde su fundación. La ONU ha sido un instrumento manejado casi en exclusiva por los anglosajones para avalar la imposición de su voluntad al resto del mundo o para ignorar sus decisiones cuando no convienen a los intereses anglosajones ,

El modelo anglosajón de gobierno dista mucho de ser ejemplar, porque la formación de la voluntad popular de pende mucho de toda la estructura informativa en unos países en los que la casi totalidad de los medios son propiedad de un pequeño grupo de oligarcas; los mismos que acaparan el 98% de las riquezas mundiales.

La actual operación militar de Rusia en Ucrania ha dejado claro que la libertad de información que ordenan las constituciones de los países atlantistas son letra muerta

Eso demuestra la censura de toda información desfavorable a la dictadura de Zelensky en Ucrania ordenada por los gobiernos occidentales desde el principio de lo que en realidad es una confrontación entre la OTAN y Rusia que tiene al territorio de Ucrania como campo de batalla.

Hace poco, durante una entrevista el Coronel Pedro Baño, un agudo analista geopolítico español afirmó lo siguiente: se dice que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, pero la realidad es otra: los pueblos tienen los gobernantes que se les parecen. Eso es aplicable al caso de Estados Unidos, un país cuya filosofía cultural es la violencia mortal: estilo cowboy: el bueno es el que dispara primero. Para colmo esa violencia está acompañada de maniqueísmo; como si en la política internacional hubiesen buenos y malos; aunque solo hay intereses nacionales en conflicto . En la propaganda maniquea del mundo anglosajón parece indispensable humanizar y demonizar al adversario.

La Agenda 2030 es un proyecto de gobierno mundial diseñado por tontos útiles que se creen toda su verborrea ambientalista. El objetivo es usar el miedo a una catástrofe universal. El miedo es siempre el arma usada por los gobiernos para someter políticamente. En este caso parece que se trata de privatizar todos los recursos de los que depende la soberanía alimentaria y alterarlas costumbres sexuales y alimenticias de los pueblos del mundo hasta el extremo de perder la libertad mental.

Tal es la política de la Agenda 2030.

En Europa en nombre de proteger el ambiente ya alteraron el derecho al desarrollo industrial y al desarrollo de la agricultura. Con toda seriedad proponen que Europa, quien gozaba de un margen de ventaja sobre Estados Unidos, en fabricación de motores a explosión y experiencia el uso de centrales nucleares como fuente de de energía barata y de una mejor calidad de vida renuncie a las fuentes de energía que le dan una ventaja comercial sobre Estados Unidos. Europa debe reducir sus fuentes de energía solo a las fuentes renovables, que suelen tener bajo rendimiento y ser poco fiables, Debe producir y mover todo solo energía eléctrica renovable, una fuente que puede ser descrita también como fuentes de energía aleatoria.

La narrativa de la Comisión Europea dice con toda seriedad que se debe abandonar la cría de los animales tradicionales de la agricultura como cabras, vacas y ovejas debe abandonarse porque como esos respiran y al hacerlo producen CO2.

Cuidado con esa doctrina porque los humanos también respiramos y producimos CO2

Es que nos llegarán a cobrar impuestos por consumir oxígeno y tendremos que comprar cupos de consumo. El CO2 no es un gas tóxico, como toda esa verborrea parece insinuar: el CO2 es nada menos que la fuente misma de la vida.

Los océanos son los mayores productores de CO2 de modo que pronto van a atacar también la vida marina o vaciar los mares para evitar el cacareado calentamiento global. La Agenda 2030 es una agenda contra el orden natural de las cosas tales como respirar y emparejar de machos con hembras. Que obtener una eyaculación dentro de otro cuerpo humano no es necesariamente un acto reproductivo

Se debe abandonar el consumo de carne como fuente de proteínas y con toda seriedad la Agenda 2030 propone que comamos insectos; que hagamos panes hechos con harina de insectos secos y machacados secados que luego venden en los supermercados etiquetados como harina, para confundirnos. El gobierno italiano de la Meloni se atrevió a desafiar las órdenes de la Comisión Europea y sacó un reglamento que exige que el polvo de insectos sea etiquetado como tal y se exponga en estantes separados de los que exhiben harina vegetal.

Recuerdo que Henry Kissinger una vez escribió que con el control de la energía se someten los gobiernos y con el control de los alimentos se someten los pueblos.

Lo primero es cierto lo vimos en Venezuela , cuando Washington le estorbó el reconocimiento de su fantoche Juan Guaidó para comprar el petróleo de Venezuela que necesitaba para reemplazar el que no podía importar de Rusia por sus propias torpes sanciones.

En esas circunstancias se hizo evidente que la oposición venezolana al gobierno de Maduro, obedece órdenes de Washington porque la oposición se deshizo de Guaidó y así terminó esa impostura.

Nada sorprendente porque la oposición venezolana no ha sido capaz de presentar una propuesta política nueva de acuerdo con la nueva realidad del país. Siguen anclados en el Pacto de Punto Fijo fuera organizado por la Embajada de Washington en Caracas para impedir el retorno de un gobierno nacionalista e independiente como fue el de Marcos Perez Jimenez que tenía una planificación a largo plazo para desarrollar a Venezuela. Creó primero una infraestructura básica de autopistas y buenas carreteras para el transporte y luego las industrias básicas para aprovechar los recursos del país como siderúrgicas y petroquímicas, además de abrir la inmigración europea de técnicos y obreros especializados; por eso Estados Unidos complotó con militares para derrocarlo. Lo de que Perez Jimenez fue derrocado por una insurrección popular es uno de los mitos creados por los cómplices del Pacto de Punto Fijo, para darse legitimidad.

El gobierno de Nicolas Maduro debe tener en cuenta que la Agenda 20 30 contempla una transición ambiental que generará con la destrucción de las represas y la devolución de los ríos a su cauce original una destrucción de la Agricultura europea y latinoamericana, para que los alimentos sean suplidos por Washington.

Recuerdo de mi breve paso por el Ministerio de Agricultura que presenté en la FAO, en Roma un proyecto para desarrollar el cultivo del arroz en los llanos venezolanos que contemplaba la construcción de una represa encajonada en el lado sur de los Andes cuyo embalsamiento proveería de riego los campos arroceros desarrollados en los llanos. Este proyecto bien puede ser renovado como un proyecto Colombo – venezolano, financiado y diseñado con la colaboración de China, un país que tiene milenaria experiencia en el desarrollo del cultivo del arroz. Tal vez presentándose asociados Caracas y Bogotá puedan pedir su admisión en el grupo BRICS. Eso facilita la financiación de un proyecto arrocero de infraestructura común que encaje en los parámetros del programa BRI (Belt and Road Initiative ) Iniciativa de la franja y Camino ) conocida como la Nueva Ruta de la Seda. Una iniciativa de China dirigida también a crear infraestructura en el Sur Global.

El objetivo final de la agenda 2030 es imponer una serie de disparates anti- naturales para crear una nueva sociedad modelada sobre la propuesta de George Soros, el millonario especulador financiero norteamericano nacido en la católica Hungría pero hebreo de religión.

Parece que todas las privaciones de derechos y libertades practicadas sobre la población mundial con el pretexto de protegerla del virus CVID -19. Fueron un ensayo para crear un precedente que acostumbrara a las sociedades a la imposición de restricciones ilegales y arbitrarias de derechos y libertades garantizados por todas las constituciones republicanas.

Todo aquellos secuestros bajo arresto domiciliario comenzaron infundiendo pánico con falsedades como afirmar que el COVID era una enfermedad mortal.

En Suecia, su gobierno se negó a secuestrar a personas sanas a pesar de que en los países de la OTAN se exagerarse la peligrosidad para someter por miedo

La mortalidad real del COVID fue de apenas del 2% de los infectados. El 98% se recuperaba. Esa cifra de mortalidad real está muy cercana a la causada por las epidemias de gripe estacionales. Muchos ancianos no murieron del virus del COVID, murieron de tristeza por el aislamiento forzado al que los sometieron. Es bien sabido que la tristeza mata a Ictus. Los casos mortales afectaron solo a personas mayores aquejadas previamente por algún problema de salud como alta tensión.

En Suecia no restringieron la circulación de personas y siguieron trabajando; tampoco usaron mascarillas para circular por las calles. Los datos suecos de mortalidad causada por la tal Pandemia fueron mejores que en los otros países cuyos gobiernos obedecieron las órdenes histéricas de Bruselas y la OMS. Las únicas cosas ciertas que revelan el origen y la causa de que la OMS, alterarse sus normas para poder decretar una Pandemia son 12 millardos recibidos en exclusividad por empresas farmacéuticas norteamericanas para comprarles vacunas que no son vacunas porque no inmunizan.

Hace unos días se supo que la Ursula von der Leyen está implicada en comisiones recibidas por esas compras. No parece que ese escándalo la lleve a dimitir. En la alta burocracia de la Unión Europea parece necesario ser un delincuente chantajeable para ascender: como en el caso de Christine Lagarde, Presidente del Banco Central Europeo, convicta de negligencia por de haber donado a su amigo marsellés Bernard Tapie 600 millones de euros en lo que según ella fue un momento de distracción sin fines de lucro.

Ese delito parece haber sido una credencial para suceder a su amigo y antecesor al timón del FMI, el traficante de putas Dominique Strauss Kahn. Acusado en New York por intento de violación a una camarera de hotel cuando era Presidente del Fondo Monetario Internacional. Ese tipo de gente es el que que empuja la Agenda 2030 infundiendo terror con el espantapájaros del cambio climático para crear un clima de histeria colectiva que obligue a obedecer a la Dictadura Mundial parecida a la aplicada durante la Pandemia: de lo cual aquello fue solo un ensayo general.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1771 veces.



Umberto Mazzei

Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Florencia (Italia ) y Profesor Emérito de Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Sismondi de Ginebra (Suiza)

 [email protected]

Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: