Mi palabra

Petro está callando a Vladimir

"El buen gusto reside tanto en el conocimiento

de las cosas que deben callarse

como en las que deben decirse"

Balzac

No es a Vladimir Putin, que me refiero mis estimados amigos. Hablo del hijo de una aguerrida combatiente probada en la lucha y se despidió de este mundo terrenal, dejando sembrada la semilla de la esperanza, como lo hizo el comandante Chávez, Tatiana Delgado. Vladimir Delgado, no había recibido el coroto Gustavo Petro, cuando le estaba pidiendo que volteara la tortilla, como si se tratara de hacer cachapas. Sin embargo, en el poco tiempo de mandato el nuevo presidente de Colombia ha hecho, lo que no hicieron en todos los años los gobiernos derechistas, entregados y títeres de los Estados Unidos: elevar la autoestima y la esperanza de los colombianos en medio del peligro que representa el imperialismo.

Al nuevo presidente de Colombia le entregaron un país totalmente convulsionado, de manos de un mandatario saliente seriamente cuestionado por haberse convertido en un soporte del tráfico de la droga –hacía los Estados Unidos – el negocio más rentable, pero vergonzosamente tan miserable, como las intenciones de los imperialistas, cuando posan sus botas en cualquier parte del mundo con el consentimiento de esta clase de anfitriones. Es tan gris el paso de Duque por la presidencia que, ya, casi no lo nombran, y lo recordaran en el futuro, como uno de esos personajes de las páginas rojas.

Los pasos de Petro en la presidencia son pensadamente calculados, y no es para menos, porque sabe y conoce perfectamente la jungla, donde le toca moverse. El imperialismo tiene dos necesidades propias del capitalismo salvaje y depredador: el petróleo y las drogas, pero ahora los negocios se les han puesto cuesta arriba. El presidente Nicolás Maduro, lo dijo muy claro: ¡si quieren petróleo tienen que pagarlo y el precio lo ponemos nosotros! Por el otro lado, el presidente Gustavo Petro, dio unas declaraciones comprometedoras al referirse a su antecesor: ¡El combate a las drogas ha fracasado! Lo que deja ver que, vienen nuevas estrategias, totalmente diferentes a las utilizadas por Duque, un compromiso moral para gobernar totalmente apartado del pasado. Veremos cómo reciben ese balde de agua fría.

Las noticias de las relaciones entre Colombia y Venezuela, es para zapatear un joropo de esos que, despiertan a un parrandero apenas sueña un arpa. Todo el entorno de Uribe Vélez, y su más destacado títere: Duque, seguro que escuchan las informaciones, como si los hubieran dejados abandonados en una selva, donde lo único que se oye es el rugir de los animales salvajes. No es para menos, ya que, hicieron y permitieron una tragedia nacional en su propio país y merecen un castigo ejemplar. Pero, no solamente hundieron a Colombia en el grave problema de las drogas y en masacres para meterle miedo a la población; también abrieron el camino para que, los gobiernos de los Estados Unidos aplicaran medidas coercitivas contra el gobierno venezolano y finalmente un bloqueo en plena pandemia del Covid-19 con las conocidas consecuencias catastróficas.

El momento que estamos viviendo es de esperanza, optimismo con la mirada puesta en los anhelos del Libertador Simón Bolívar. La espada de Bolívar recorre la América Latina, a pesar de algunos gobiernos supuestamente de izquierda, pero andan cojeando y nadie sabe, cuando largan la toalla. Por lo pronto del imperialismo no podemos esperar nada bueno, porque las experiencias son para estar atentos, como hacía mi abuelo materno, cuando llegaba algún sitio y veía perros y alguien le decía: ¡Don Dimas esos son mansitos! siempre respondía de manera muy sabia, producto de la experiencia acumulada en esos llanos de tiempos pasados ¡Si, pero son unos animales!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1034 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: