Afroindianidad y la Reina Isabel II de Inglaterra

Afortunados somos de vivir en este momento histórico, cuando el pasado jueves 8 de septiembre dejo de existir físicamente la denominada reina Isabel II a los 96 años de edad en el castillo de Balmoral en Escocia, que le funcionaba como su casa escocesa privada, puesto que el "Palacio de Buckingham" de Gran Bretaña, es la residencia oficial de los monarcas británicos desde que la casa Goring, construida en el año 1663 pasa a ser palacio real del imperio ingles en el año 1826, en fin es mucho lo que se puede decir sobre los 6 castillos que poseen y otras cosas mas de los precursores del imperialismo norteamericano, en este caso el legado que nos dejan las agencias noticiosas e informativas como CNN, Asociates Press, United Press international, FOX News y sus aliadas en América, así como otras agencias europeas tradicionales como la BBC, Reuters (anglófonas), Agence France Press (francófona), ANSA (italiana), Europa Press, EFE, IPS (español), RTP (Portugal), Open 2 europe (Belgica y Holanda), Deutsche Presse-Agentur, DW (alemanas), en diferentes idiomas Lo cierto es que el pasado mes de julio viajó a su casa escocesa privada de Balmoral para comenzar sus tradicionales vacaciones de verano, el 6 de septiembre, la reina recibió al ex primer ministro Boris Johnson en el castillo de Balmoral cuando este dejaba el cargo, antes de saludar a Liz Truss, quien le sustituye como primera ministro de Reino Unido.

Elizabeth Alexandra Mary, "Lilibet" para sus amigos, nació el 21 de abril de 1926, fue la monarca del Reino Unido desde su ascenso al trono en 1952 además de soberana de otros catorce Estados independientes constituidos en reino y que forman parte de la Mancomunidad de Naciones: Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Bahamas, Belice, Granada, Papua Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Sata Lucía, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves. La reina Elizabeth II murió apenas meses después de celebrar el jubileo de sus 70 años en el trono, fue la primera monarca británica en alcanzar esa marca y ahora el Reino Unido está de luto por su pérdida.

A medida que la pandemia de coronavirus arrasaba el mundo en 2020, la reina y su esposo, el príncipe Felipe, se retiraron de Londres al Castillo de Windsor que desde tiempos de Enrique I de Inglaterra (1100-1135) ha sido habitado por todos los monarcas británicos, hecho que lo convierte en la segunda residencia real europea de ocupación más antigua tras el Real Alcázar de Sevilla). Tras la muerte del duque de Edimburgo en abril de 2021, reanudó sus deberes reales con la firmeza típica que le caracterizó Los cuatro hijos de la reina estaban en el castillo de Balmoral cuando se hizo el anuncio.

Carlos se apresuró a llegar al castillo escocés el jueves junto con su esposa, Camilla. La hija de la reina, la princesa Ana, conocida como la princesa real, ya estaba allí. El príncipe de Gales e hijo mayor de la reina, que ahora ya se denominó rey Carlos III es el monarca británico heredero al trono que más tiempo ha esperado, pues es el aparente heredero desde los 3 años. También es el primero en obtener un título universitario. Desde 2005, está casado con Camila, la duquesa de Cornualles.

Por el lado francés, el rey Luis XIV de Francia, también conocido como Luis el Grande o el rey Sol, es el símbolo de la monarquía absoluta de la época clásica, Reinó Francia de 1643 a 1715 principalmente desde su palacio en Versalles. Tomó el trono a la edad de cuatro años y ocho meses y, según la Enciclopedia Británica, Luis XIV se veía a sí mismo como el representante de Dios en la tierra y consideraba pecaminosa toda desobediencia y rebelión.

Mientras esto ocurre en países europeos como Inglaterra y Francia, en nuestro continente Abya-Yala recordamos, como siguiendo el ejemplo de colonización de los imperios Ibéricos (España y Portugal), Inglaterra comenzó su conquista en América mediante el establecimiento de la colonia de Jamestown en 1607 en Virginia por parte de Inglaterra, lo que sería el comienzo de las Trece Colonias en Norteamérica, que fueron el origen de Estados Unidos así como de las provincias marítimas de Canadá. También se produjo la colonización de pequeñas islas en el mar Caribe como Jamaica y Barbados. Estas últimas como colonias productoras de azúcar del Caribe, donde la esclavitud se convirtió en la base de la economía, eran las colonias más importantes y lucrativas para Inglaterra. Las colonias americanas producían tabaco, algodón, y arroz en el sur, material naval y pieles de animales en el norte. El imperio de Inglaterra en América se iba expandiendo gradualmente mediante guerras y conquistas fundando colonias, donde Inglaterra consiguió controlar Nueva Ámsterdam (después llamada Nueva York) tras las guerras anglo-neerlandesas, las colonias americanas se extendían hacia el oeste en busca de nuevas tierras para la agricultura. Durante la Guerra de los Siete Años, los ingleses vencieron a los franceses y se quedaron con Nueva Francia, en 1760, lo que convertía a Inglaterra en dueña de una buena parte de América del Norte.

No podemos olvidar que Inglaterra fue habitada por pueblos celtas desde el siglo V A/C., fue colonizada por los romanos entre el 43 D/ C. y hasta principios del siglo V. A partir de entonces fue invadida por una serie de pueblos germánicos (anglos, sajones y jutos) que expulsaron a los celtas, parcialmente romanizados, hacia Gales, Escocia, Cornualles y la Bretaña francesa. En el siglo X, tras resistir una serie de ataques vikingos, Inglaterra se unificó políticamente. Tras la ascensión de Jacobo VI de Escocia al trono de Inglaterra en 1603 y la unión con Escocia en 1707 resulta menos apropiado diferenciar la historia de Inglaterra de la del resto del Reino Unido. Por otra parte para entender la génesis de lo que es la expresión de la "indianidad" a partir de Cristóbal Colón (1492) en la búsqueda de una ruta occidental hacia La India, quien equivocadamente creyó haber llegado a Cipango o Zipango, posiblemente gracias al mercader veneciano Marco Polo, que en las memorias de sus viajes que fueron compiladas en el libro Il Milione ("El millón") o Libro de las maravillas donde se describen las singularidades de los diversos territorios y ciudades que este ha visitado. Aunque Marco Polo no pasó más allá de China, en su libro aparecen varias referencias sobre la isla de Cipango.

La India tiene una historia milenaria. Las primeras poblaciones se establecieron allí hace más de 5.000 años, aprovechando el paso del río Indo y las tierras fértiles. Estos pueblos formaron la cultura del Valle del Indo. Hace unos 2.500 años, la región se dividía en pequeños reinos o estados que convivían de forma más o menos pacífica. En aquella época empezaron a crearse las bases del hinduismo, que al día de hoy sigue siendo la religión mayoritaria en la India. En el siglo IV A/C apareció Ashoka Vardhana, el primer gran emperador que intentó unir todos los reinos del subcontinente indio. En aquella misma época, otro emperador acechaba por el oeste,: Alejandro Magno, quien había expandido sus dominios desde Grecia hasta Egipto y por todo el Imperio Persa. Alejandro llegó hasta el noroeste de la India actual, pero tuvo que abandonar sus planes de conquista ante la resistencia que opusieron los pueblos indios. Las rutas terrestres dejaron de ser una opción y comenzaron a abrirse las rutas marítimas, donde los portugueses con el pionero Vasco da Gama y Fernando de Magallanes de 1497 al 1499 circunnavegando África llegaron al sur de La India (Costas de Kerala y Malabar). El primer inglés en llegar al norte de la India en el siglo XVII fue el comerciante John Midnall o Mildenhall quien viajó por tierra con un pasaporte otorgado por la reina Isabel la católica y estuvo siete años en el Oriente, desde 1599 hasta 1606. Goa se convirtió en la base más importante de Portugal en la India, pero los holandeses, los daneses y los franceses pugnaron por el control del comercio con Asia hasta que finalmente Gran Bretaña se impuso. Todos estos países habían aprovechado la rivalidad interna de la India para tomar posesión de este territorio. Eliminada Francia de la India por el tratado de París, Gran Bretaña consigue ampliar sus posesiones en Asia gracias a las rencillas existentes entre los príncipes hindúes.

El continente africano y el sub continente indio tienen vínculos que existieron antiguamente, hay evidencias arqueológicas y genéticas de presencia africana en el continente asiático desde hace entre 40 y 50 mil años. Mahmood Mamdani, ugandés de origen hindú que ha escrito la introducción del catálogo A Certain Grace, remonta la presencia de ciudadanos de origen africano en la India al siglo IX cuando cientos de miles fueron llevados como soldados-esclavos por las tropas árabes que ocuparon Sindh, una región al suroeste de Pakistán. . Durante los siglos XIII a XVI, las invasiones se expandieron por Asia Central y los Sidi se convirtieron en figuras indispensables para los ejércitos hindúes. Entre ellos destacó Malik Ambar que, nacido en Etiopía, fue reclutado como soldado-esclavo, y tras frenar la expansión de los Moghul de Mongolia, consiguió su libertad y pasó a ser gobernador de uno de los estados de la India. Su caso no fue aislado, de hecho, un gran número de soldados llegados de Sudán y Etiopía, conformaron una clase social apoderada que gobernaron diferentes distritos. Al mismo tiempo se formó una clase social más baja, compuesta por ciudadanos mozambiqueños traídos por comerciantes portugueses. Teniendo en cuenta la existencia del rígido sistema de castas hindú ya por aquel entonces, el traer esclavos desde África suponía un capricho muy caro. Hoy en día se estima que la población Sidi está entre los 35 mil y los 70 mil habitantes, y se encuentran localizados principalmente en los estados de Gujarat y Karnataka, en la costa más occidental de la India.

De esta asociación de carácter geográfico podemos hablar de una Afroindianidad diferente a la que acontece luego de la llegada de Cristóbal Colón, a esta parte del mundo a la cual nos referimos, producto de ese proceso que algunos denominan "descubrimiento" y hoy es fuertemente debatido por parte de los pueblos y comunidades indígenas que hoy ocupan este continente americano, junto a quienes fueron secuestrados del continente africano en lo que se ha denominado "la trata negrera" y así dividir la historia en antes y después de Colón. Partiendo de las teorías científicas de estos últimos años, se ha demostrado sin duda alguna, el origen de la especie humana en el continente africano y como a través del tiempo logró expandirse con las características que existen actualmente.

Las formas monárquicas de convivencia parecieran llegar a su fin, sin embargo acontecimientos como este del fallecimiento de la Reina Isabel II de Inglaterra, nos hacen pensar que todavía falta mucho, donde todavía reclaman territorios como las Malvinas en Argentina, en el Caribe y en cuanto a la hoy República Bolivariana de Venezuela, pese a la jugada estratégica de crear o fomentar la creación de la República Cooperativa de Guyana, lo que es peor en cuanto a los recursos de toda índole esquilmados por el imperio inglés y no conformes con todo el oro y riquezas que han sacado de nuestros países, recientemente se llevaron buena parte de nuestras reservas en oro depositadas en bancos londinenses y creemos que independientemente de lo que algunos llaman el final de una era para los británicos, todavía hay que seguir luchando para reivindicar lo que nos ha pertenecido desde siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 511 veces.



César Quintero Quijada

Investigador

 [email protected]

Visite el perfil de César Quintero Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: