El Arado y el Mar

Las elecciones y sus encrucijadas

La política no es un asunto mecánico, al contrario, es un arte, un camino lleno de encrucijadas, de rumbos posibles y de fuerzas cambiantes. Es, también, el juego imprevisible de jugadores que ciegos tratan de ver la realidad del futuro, y para esa realidad imaginada toman una opción que siempre es azarosa. Es verdad que existen "leyes", aproximaciones que tratan de entender el futuro de una sociedad, pero estas sólo atenúan al azar, que siempre es dominante y derrumba los dogmatismos. La política es un arte que se alimenta de probabilidades, de posibilidades, y del fino olfato de los participantes, más que políticos deberíamos llamarlos artistas, adivinos.

Exploremos las posibilidades, las probabilidades, las encrucijadas del momento político que vivimos, las elecciones maduristas.

La primera encrucijada es la posibilidad de que se den las elecciones. La evidente carencia de apoyo de la candidatura oficial, abre la posibilidad de cualquier medida para suspender las elecciones. La mentalidad sindicalera no va a elecciones perdidas.

La segunda encrucijada es la credibilidad del cne, que después del fiasco del referendo, cuando en aquel desierto metió ¡diez millones de votos! Y de las maniobras en la inscripción de los candidatos, quedó maltrecha. Cualquier resultado será recusado por la parte perdedora.

La tercer encrucijada es si gana gonzález, y aquí se abre una encrucijada con varios caminos. ¿lo aceptará el madurismo, lo dejarán asumir? Y si asume, ¿lo dejarán gobernar? Si gobierna, ¿a quién beneficiará?

La cuarta encrucijada es si gana la candidatura madurista, aquí la pregunta es: ¿quién lo creerá?, ¿qué hará la oposición gringa, qué hará la oposición chavista, qué el campo internacional, qué dirán Lula, Petro?, ¿qué harán los gringos, los europeos?

Varios caminos, varias encrucijadas, todos los caminos conducen a la profundización de la crisis política. Queda demostrado que la solución a esta situación de emergencia está en medidas de emergencia. Surgirán respuestas que ahora solo podemos decir que no estarán dentro de la legalidad madurista, que escapan a la normalidad de la Constitución. Y se presenta una nueva encrucijada.

La quinta encrucijada, y aquí se abren las posibilidades. Puede ser que el vacío político, el desconcierto de las masas, la rabia contenida, la espantosa situación económica, la falta de esperanza, la capitalice una salida fascista, las masas desesperadas vayan tras un espejismo. Puede ser que el estamento político consiga correr la arruga un tiempo más; el gobierno se aferre, y la oposición gringa se achante.

El paisaje está claro, la opción chavista, revolucionaria es una sola: desde ahora se debe preparar a las masas para que el vacío que dejarán las elecciones, esa rabia contenida, ese escepticismo no se transforme en fascismo, en éxodo, sino que apuntale un regreso al camino de fundar un mundo nuevo, aquel de la mayor suma de felicidad posible, aquel que transitamos con el Comandante Chávez.

Quién no se prepare para el futuro, quien no tenga respuesta a la nueva situación, quedará fuera de la historia, borrado. Hay buenas noticias, el chavismo auténtico comienza a moverse, comienza a aparecer su dirección.

¡CHÁVEZ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 915 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 [email protected]      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: