No confundir: el feminismo no lucha contra los hombres ni por cargos de gobierno; se unen contra el capitalismo

1. Las mujeres son femeninas, pero las que luchan en las calles para que se respeten los derechos de la mujer en general, son las feministas. ¿Se violan los derechos de las mujeres?, seguro; ¿Se violan los derechos de los hombres?, también. En el sistema capitalista cientos de millones de mujeres y hombres sufren injusticias, explotación, opresión, represión, asesinatos. ¿Quiénes son los culpables? No puede haber duda que son los gobiernos de hombres y de mujeres. Por ello se ha demostrado que los gobiernos son los culpables.

2. Hace decenas, cientos de miles de años, que dominan pocos hombres (esclavistas, amos feudales, capitalistas, imperialistas) en todos los gobiernos, que acumulan gigantescas riquezas, que controlan los trabajos, la educación. ¿Qué les dejó la sociedad a las mujeres? El cuidado de la casa, los hijos y los trabajos no pagados, la esclavitud del hogar. Pero todo ello no es culpa de los hombres sino de la sociedad de hace milenios, desde que se impuso la propiedad privada, la división del trabajo y la familia.

3. Las feministas y otras corrientes de mujeres liberacionistas, las conozco por la historia del siglo XIX en Lou Andrea Salomé junto al filósofo Nietzsche, el poeta Rilke y el psicoanalista Freud; a Simone Beauvoir junto al filósofo Sartre, a la Kollontai, cerca del revolucionario Lenin, a Rosa Luxemburgo solitaria en la cárcel, y otras más que he considerado –por sus pensamientos y batallas- a las más avanzadas de su tiempo. Nunca su lucha fue contra los hombres, sino contra el sistema opresor que impedía el libre desarrollo.

4. En los hechos, todas esas mujeres liberacionistas (hoy feministas), eran grandes luchadoras sociales muy cultas –nunca contra el hombre- sino contra el sistema de explotación y los gobiernos capitalistas opresores. Claro, hoy las cosas han cambiado, pero las batallas de la mujer tienen que ser junto al hombre porque son seres humanos igual de explotados y sometidos por el capital. Por ello he dicho que a mujeres y hombres divididos se los joden por el sistema por no entender la lucha por igualdad política y económica como garantía de la igualdad de mujeres y hombres.

5. Hace algunos años, ¿serán ocho, nueve, años?, se llamaba feministas a personajes gobiernistas encabezadas por Sahagún de Fox, Beatriz Paredes, Rosario Robles, Margarita Zavala, etcétera, que durante años estuvieron colgadas en cargos de gobierno por recomendación de sus maridos u otros personajes. Recuerdo a un destacado político (publicado ampliamente) que, al recibir la orden de paridad en cargos públicos, dijo que él no tenía problema porque "simplemente cambiaba su nombre con el de su esposa y todo arreglado".

6. Hoy escuché un arreglo o acuerdo muy pensado y cordial, como decenas de miles que se hacen en México entre políticos sin que se enteren los electores: "PRI y Morena acordaron que el PRI se quede con el gobierno de Coahuila y Morena con el Edo de México". Se pregunta: ¿Valen los votos cuando todo se arregla por los políticos? Así ha sido siempre y así será 2024, ahora sí, con la absoluta aprobación de todos los empresarios. Por ello cuando me dicen que el pueblo vota sin ser acarreado, me burlo y carcajeo con ganas.

7. Así que no podrá olvidarse la gigantesca marcha de mujeres que llenó el zócalo con 900 mil seguidoras. Las marchas o concentraciones anteriores tuvieron objetivos claros: dos contra el gobierno de López Obrador y una en defensa del presidente AMLO, ¿cuál fue el objetivo de la marcha de las mujeres? ¿Fue contra la violencia machista, de respeto a los derechos de la mujer? ¿Para conquistar más espacios políticos? El feminismo no puede ser contra los hombres y debe repudiar la ocupación de funestos cargos políticos porque todos han sido por poder y dinero.

8. ¿Cómo aceptar entre las batalladoras feministas mexicanas y del mundo a la inglesa Thatcher, la alemana Merkel, la chilena Bachelet, la nicaragüense Chamorro, la Moscoso de Panamá, la Chinchilla de Costa Rica, la boliviana Añez, la Boluarte de Perú, que con elecciones o Golpes de Estado se han apropiado de gobiernos para luego someter a sus pueblos? Las mujeres no pueden aceptar la dictadura de los hombres, así como tampoco de las mujeres que de manera oportunista se igualan en la opresión y el saqueo. La lucha es en las calles y plazas, nunca por cargos públicos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1757 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Liberación de la Mujer

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Liberación de la Mujer