Frente a las energías

Acceder al lenguaje no quiere decir adquirir una segunda existencia

Hans—Georg Gadamer

Garantizar a todos los hombres el auxilio de las fuerzas naturales es,

pues, una tarea ingente

Anton Zischka

Decir que Hans—Georg Gadamer abordó los temas de las energías no estaría nada bien. Sería falsear la verdad de su pensamiento. Pero lo que sí podemos descifrar es cómo desde su pensamiento filosófico las energías pueden conducirse en medio de un lenguaje sobre cuyo horizonte redacte una visión diferente.

Pero en el caso de Anton Zischka la cuestión del análisis en torno a las energías es algo rotundamente diferente. Quizás una de sus percepciones más valiosas es describir cómo el hombre desde hace varios siglos camina, y lo hace tras sus energías.

Desde el dominio del ser humano por el fuego se inició un nuevo manejo para suerte de la humanidad, esto, hasta llegar a su manejo y las herramientas útiles y posibles para controlar en los siglos por venir las formas expresadas en el manejo de todas las formas posibles de energías.

Para sus desarrollos y controles las energías han usado estrategias desde pasados siglos, igual, todo seguirá indicando que su futuro perdurará por mucho más tiempo, quizás su manejo para la sobrevivencia de la vida en el planeta será eterno.

Por eso las diversas energías vuelan y van expresadas sobre leyes inmanentes, pero la manera como guarda su espíritu universal es inexorable bajo sus procesos, no como empresa vana, absurda en su papel o malentendidos filosóficos, es ser pura en su placer, pues por dar goce y futuro ha sido terrorífico su uso.

Comprometido desde su desarrollo antiguo hasta el actual nivel de vida, más los que vendrán, la energía no debiera llegar a estar sobre malentendidos. Su uso es una ley de ordenamientos, ordenanzas naturales, leyes y escenarios jurídicos.

Pero no hablamos de un absurdo papel moral bajo el hábito de un progreso secuestrado, pues lo hasta ahora conseguido tecnológica y necesariamente está dentro de niveles capaces de dar vida a la actual y futura humanidad. Lo tenido hasta ahora ha sido una diferencia en cuanto a la generosidad de ampliarlo para todos. Lo que sí ha habido es un proceso de secuestro histórico por sus marcas y patentes.

Pero hay un mundo que seguirá fundando nuevos avances y descubrimientos, este no se detendrá. Con la toma de ese mismo mundo de avances tecnológicos, todo su uso podrá salirse de los acostumbrados límites, estrictos para que su comprensión y movimientos no restrinjan su disfrute.

Aquellas energías que desde siglos atrás fueron mostradas como intocables imágenes de museos, hoy, muestran experiencias que proceden a que su mundo también nos pertenezca.

Por eso la universalidad de las energías no restringe arbitrariamente sus condiciones y contextos en muchos países. El arte de su experiencia garantiza que la realidad de los habitantes sea renovada, rastreada hacia nuevas mediaciones por encima de contextos antiguos o modernos topes de control y dominación.

Estas movidas corrientes de la realidad van dando cuenta sobre cientos de episodios universales, venidos en prolongados y universales movimientos, amenazados por débiles realidades cuya única defensa ha sido la captura de las energías, y sobre ellas sus cotizaciones desencadenan una jauría de poder.

Todo su control suscita el asiento de Estados débiles los cuales se han defendido desde todas partes con tal de entenderse con modelos establecidos antes de ir a otros inexplorados. Pero es cosa improbable de entender, cuando su comportamiento tras el manejo de otros, igualmente es inalcanzable.

Aun cuando ha habido sus excepciones la mayoría del mundo productor ha visto como la Federación Rusa ha hecho un manejo distinto con sus recursos. Por eso, cuando se trata del uso de las energías su manejo no es distinto, es diferente, éste sólo corresponde a los movimiento e intereses en cualquier nación.

El desvelamiento energético tiene una sola conclusión: mercados, poder, control y dineros. Una unilateralidad histórica universal esperada solo de los planteamientos que el hombre de poder requiere o necesita. Su intimidad con la energía sólo es posible en el campo de sus intereses, para ambos son beneficiosos, tanto para quien la genera, como para quien la negocia. Pero quien la genera, necesariamente no la lleva hacia quienes la necesitan.

Por esto el camino de las energías es confuso, y todo su marco de descubrimientos sigue sorprendiendo al hombre. Su captura queda primeramente bajo un escándalo publicitario, sin dudas, no estamos en el tránsito de los mejores servicios de la energía para el crecimiento de la humanidad.

Hasta más pronto…

Miguel A. Jaimes N.

[email protected]

https://www.geopoliticapetrolera.com

10 junio 2024

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 787 veces.



Miguel Jaimes Niño

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Cursando Doctorado en Letras. Cursando postdoctorado, mención: Geopolítica del Petróleo, Gas, Petroquímica y Energías. Fundador y Director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo y Energías-Venezuela. Creador de la web geopoliticapetrolera.com. Autor de los libros: Petrocaribe la Geogerencia Petrolera. El Oculto poder petrolero. poder de PDVSA Vs. Poder del Estado.

 [email protected]      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes Niño

Miguel Jaimes Niño

Más artículos de este autor