Proyectan crecimiento del producto interno bruto de 4% para fin de año

Un crecimiento de 4% del Producto Interno Bruto (PIB) al finalizar el año 2024 es la principal proyección de la firma Ecoanalítica, con base en análisis de distintas variables, según lo afirmaron los economistas Asdrúbal Oliveros y Jesús Palacios, miembros de la firma, durante la conferencia realizada en la Semana Empresarial ofrecida por la Universidad Católica Andrés Bello, UCAB 2024.

En cuanto al consumo, Ecoanalítica sumó un 5,1% de crecimiento y una tasa de inflación anual inferior al 70%, a pesar de que la incertidumbre electoral podría generar alteraciones inesperadas en estas proyecciones.

Para el economista Jesús Palacios «El elefante en la habitación es el tema político en el centro de la óptica. Lamentablemente la política juega el principal rol como variable en el desarrollo económico, pero lo que pase en las elecciones presidenciales será un ancla muy clara en cómo se va a terminar desarrollando 2024 y los próximos años».

De cerrar el año con estos resultados, habría un rendimiento positivo de la economía, después de un 2023 que no cumplió con las expectativas. Sin embargo, los especialistas aclararon que la mejora porcentual surge de una base muy baja por lo que no representa un avance pronunciado ni marca el ritmo de crecimiento que requiere el país.

A pesar de la insuficiente recuperación, Palacios valoró positivamente la relativa —y frágil— estabilidad que caracteriza a la dinámica económica actual, con una inflación medianamente controlada que ha dado pie a que el aumento en los precios de bienes y servicios sea menor que en años anteriores.

Tímido gasto público

Palacios resaltó que parte de esta estabilidad pasa por un accionar más cauto por parte del gobierno, que ha optado por la disciplina tributaria incluso en un año electoral. Es decir, el gobierno gasta menos dinero, por lo que hay un menor flujo de bolívares en la economía, lo que genera una menor presión en el tipo de cambio, comentó Palacios. Como contraparte, explicó que estas políticas generan un menor dinamismo económico y, por lo tanto, el crecimiento es más lento.

Por su parte, el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, matizó al afirmar que sí se produjo un aumento del gasto público, pero lo suficientemente tímido como para no ejercer presión en la tasa de inflación.

«Ha habido un aumento del gasto, pero más tímido de lo que nosotros esperábamos, por eso rebajamos nuestra predicción de crecimiento. El Gobierno está siendo muy cuidadoso en cómo gasta. Si el gasto aumenta en demasía y la economía no tiene capacidad para absorberlo, presiona la inflación y la devaluación», explicó.

Oportunidades de mercado

A pesar de que las condiciones estructurales son deficientes, los especialistas de Ecoanalítica afirmaron que hay ciertos procesos que abren un abanico de opciones para la inversión en el país.

El énfasis está puesto en la prevalencia de un crecimiento desigual, concentrado en regiones y actividades económicas muy específicas.

En concreto, apuntaron a los estados Lara y Portuguesa como estados emergentes, este último con una tasa de crecimiento en torno al 10%, producto de su valor en la industria agrícola.

Los expertos destacaron que entre 2021 y 2024 se ha evidenciado un crecimiento acumulado de 42,3% en el sector alimenticio y de 33% en el ámbito de la salud.

Recomendaciones

Oliveros y Palacios aclararon que, pese a las oportunidades que esto representa, hay una alta competencia, por lo que la mejor manera de destacar en el mercado es ofrecer elementos diferenciadores con propuestas de calidad o esquemas que permitan abaratar costos para ser competitivo a través de precios.

Oliveros remarcó que muchas empresas están trabajando en estos elementos, con procesos de ingeniería financiera, para reducir costos, pagar los mínimos impuestos posibles y optimizar la producción, además de encontrar mecanismos distintos a los de la competencia.

«No es solo reducir costos, sino también innovar. Muchas empresas están trabajando en tecnología, incorporando elementos de automatización. En la inteligencia artificial y sus procesos de venta y atención al público hay una reducción de costos. Son elementos ligados a la optimización», expresó.

Estrategias de venta

De acuerdo con los representantes de Ecoanalítica, otro factor a tener en cuenta guarda relación con los estratos a los que las empresas dirigen sus bienes y servicios, pues 85% de los consumidores venezolanos genera ingresos individuales menores a los $300 mensuales.

Las compañías de consumo masivo deben apuntar a la base de la pirámide, a pesar de los bajos salarios y el poco poder de compra.

«Hay muchas áreas de oportunidad, en la comprensión del consumidor. Es un gran error al asumir que el 20% puede comprar y el 80% no. Pero resulta que en esos segmentos de población hay oportunidades, la gente compra en cualquier estrato, solo que compra de manera distinta y necesita una oferta adecuada para ello. Ahí están las oportunidades de las compañías», argumentó Oliveros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2229 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter