ChatGPT… ¿el juez definitivo sobre el origen de la arepa? Así respondió el ministro de Cultura de Venezuela

Para este artículo quisimos crear una imagen, usando una inteligencia artificial, de un robot comiéndose una arepa, pero por mucho que lo intentamos, no pudimos lograr que ninguna de las páginas gratuitas de IA más populares dibujara una arepa correctamente. Estos ejemplos son de la página web Craiyon, la que mejor lo hizo. También lo intentamos con Nightcafe.studio y Hotpot.ai.

Para este artículo quisimos crear una imagen, usando una inteligencia artificial, de un robot comiéndose una arepa, pero por mucho que lo intentamos, no pudimos lograr que ninguna de las páginas gratuitas de IA más populares dibujara una arepa correctamente. Estos ejemplos son de la página web Craiyon, la que mejor lo hizo. También lo intentamos con Nightcafe.studio y Hotpot.ai.

En los últimos días, varios medios de comunicación principalmente colombianos han publicado noticias un tanto sensacionalistas sobre las respuestas de ChatGPT en torno al país donde se originó la arepa. Algunos incluso le han dado a la popular aplicación, creada por la empresa OpenAI, características que obviamente no posee, tratándola como si, por iniciativa propia, se involucró en el debate sobre el país donde se originó el alimento. Otros medios hasta le dieron características de juez. Ernesto Villegas, ministro de cultura de Venezuela y reconocido periodista en su país, respondió al respecto e invitó al vecino país a incorporarse a la postulación ante la Unesco.

«¿De dónde es la arepa? ChatGPT quiso resolver el problema», tituló el medio colombiano Semana como si ChatGPT tuviera voluntad e iniciativa propia, y pudiera decidir por su cuenta qué temas tratar. «Inteligencia artificial trató de ayudar en el polémico debate», tituló Noticias Caracol. «¿La arepa es colombiana o venezolana? Inteligencia artificial revela su verdadero origen», tituló NoticiasRCN. «¿Fin del debate? IA responde», tituló El Tiempo. «Inteligencia Artificial resuelve polémica por origen de la arepa», sentenció el medio peruano La República, como si las populares aplicaciones tuvieran la potestad de juzgar y decidir de forma definitiva sobre un tema de amplio debate entre especialistas y estudiosos.



Los artículos, en su mayoría, se limitaron a preguntarle a ChatGPT sobre qué es la arepa, dónde se consume y cuál es su origen, a lo que ésta respondió: «La historia exacta del origen de la arepa es un tema debatido y no existe un consenso absoluto. Sin embargo, se cree que las arepas tienen sus raíces en la cultura indígena precolombina de la región que abarca lo que hoy son Colombia y Venezuela». La respuesta atribuida a la IA contradice los pomposos titulares que proclamaban que el dilema había sido resuelto.

Respuesta desde Venezuela

En torno a la controversia que involucra a ChatGPT y las arepas, el ministro de cultura venezolano y periodista Ernesto Villegas respondió al dilema desde su cuenta en Twitter.

«Artificial no es la inteligencia, sino el ‘debate’ sobre el origen de la arepa, con el cual los poderes especialistas en el divide y vencerás pretenden enfrentar a dos pueblos hermanos como son Colombia y Venezuela», señaló el ministro. «El último capítulo de la telenovela divisionista en torno a la arepa, que también pretendió montarse con el tequeño y el joropo, fueron las versiones ‘periodísticas’ según las cuales la Inteligencia Artificial ‘resolvió el dilema’ –falso, por demás– en torno al origen de la arepa», explicó.

«Lo primero que cabe decir es que ni ChatGPT ni ninguna otra aplicación de Inteligencia Artificial son oráculos divinos ni tribunales constitucionales de los asuntos humanos, ni como tales deberían ser tratados por políticos, medios, periodistas y formadores de opinión. Tampoco lo son, por cierto, Wikipedia ni History Channel».

Intentamos que NIghtcafe.studio generara una imagen por IA de un robot comiendo una arepa, pero tampoco pudo dibujar correctamente el alimento típico venezolano.

Continuó el ministro: «Por lo demás, el fulano ‘debate’ sobre la arepa carece de sentido, pues los indígenas cumanagoto, del actual oriente venezolano, le dieron ese nombre al alimento elaborado con maíz mucho antes de la llegada del europeo a estas tierras, de modo que formalmente no existían Venezuela ni la Nueva Granada. En todo caso, el término con el cual se conoce ese alimento nació de este lado de la frontera (el venezolano) que entonces no existía».

«Y si la arepa la crearon y denominaron indígenas de lo que hoy se conoce como Venezuela, también fueron nacidos de este lado de la raya los seres que concibieron la propia idea de ‘Colombia’ y lideraron su concreción como realidad política», dijo refiriéndose a Francisco de Miranda, al Libertador Simón Bolívar, «y sus compañeros» de ambos países, quienes usaron «sus espadas y la Constitución de 1821».

Al respecto, publicó un video cuya autoría es del medio colombiano Red Más Noticias, en el que se entrevista al historiador colombiano Armando Martínez Garnica, entonces director del Archivo General de Colombia.

Él allí muestra el ejemplar original de la primera Constitución de Colombia, fechada en 1821, de la que Martínez reconoce: «esto es obra de venezolanos, no de neogranadinos. Es un invento de los venezolanos encabezados por Simón Bolívar». Mostró que la misma fue sancionada con la firma de Bolívar y los cuatro secretarios de estado, «todos venezolanos», reconoció el historiador.

Colombia, invitada a adherirse a las postulaciones ante la Unesco

Villegas finalizó su publicación recordando «que este año Venezuela postuló el joropo como Patrimonio de la Humanidad e iniciamos el expediente para la postulación de las 27 variedades de la arepa inscritas en el Registro del Patrimonio Cultural Venezolano. Bienvenida Colombia si desea adherirse a esas postulaciones venezolanas.

El ministro finalizó con el poema "Punto y Raya" de Aníbal Nazoa:

Entre tu pueblo y mi pueblo
hay un punto y una raya
la raya dice no hay paso
el punto vía cerrada.
Y así, entre todos los pueblos
raya y punto, punto y raya
con tantas rayas y puntos
el mapa es un telegrama.
Caminando por el mundo
se ven ríos y montañas
se ven selvas y desiertos
pero ni puntos ni rayas.
Porque esas cosas no existen
sino que fueron trazadas
para que mi hambre y la tuya
estén siempre separadas.

ChatGPT

El mundo de las inteligencias artificiales recibió un vuelco en los últimos meses luego de que la empresa estadounidense OpenAI publicara su aplicación ChatGPT en noviembre de 2022, con la cual se puede interactuar en lenguaje natural y ésta responde de una forma casi humana, teniendo además un inmenso banco de datos conformado por 175 mil millones de parámetros, tomados de inmensas cantidades de libros, enciclopedias, artículos de prensa, información disponible en Internet y sitios populares como Wikipedia. ChatGPT es descrita por los expertos como un «modelo de lenguaje», que utiliza algoritmos de «aprendizaje automático» para asimilar información, crear relaciones entre los datos y poder dar respuestas a las preguntas hechas por sus usuarios. Incluso puede redactar textos complejos o elaborar programas informáticos.

A partir de su inmensa popularidad alcanzada en pocos meses, trasnacionales informáticas como Google o Facebook han invertido miles de millones en el desarrollo de sus propias inteligencias artificiales. Microsoft está invirtiendo 10 mil millones de dólares en aliarse con OpenAI para incorporarla en su motor de búsqueda, Bing. Google publicó hace pocos días su propio competidor a ChatGPT, llamado Bard, aunque por ahora limitado al idioma inglés.

ChatGPT. Foto referencial

Sin embargo, los expertos aclaran que estas inteligencias artificiales no tienen nada que ver -por ahora- con las de novelas y películas donde éstas deciden tomar el control del mundo o acabar con la Humanidad. No son programas con conciencia propia, no razonan ni piensan como los humanos, ni mucho menos pueden tomar iniciativas ni tener voluntad propia, más allá de la que le den sus creadores.

Polémicas entre Colombia y Venezuela

La polémica por la arepa tiene algún tiempo en las redes sociales. Personas de ambos países la reclaman como autóctona de su nación, y la discusión fue reavivada por una reciente película de animación de Pixar/Disney, «Encanto», estrenada en 2021 y cuya trama ocurre en Colombia.

Fotograma de la película «Encanto» de Disney.

En septiembre de 2022, se anunció en Venezuela la creación del expediente para postular la arepa ante la Unesco como patrimonio de la humanidad; el ministro Villegas informó en ese momento que había 27 variedades conocidas de la arepa venezolana.

Pero la arepa no fue el único caso. El pasado mes de abril de 2023, el alimento conocido como «tequeño» fue nombrado patrimonio cultural de Venezuela, en anuncio realizado por el ministro Villegas, luego de la polémica desatada por la cantante colombiana Karol G, quien fue invitada al segmento "My Favorites Snacks" del canal de YouTube First We Feast, en donde degustó productos y platos favoritos supuestamente procedentes de Colombia. Entre ellos, eligió los tequeños o «palitos de queso», como los hizo llamar. La cantante invitó a sus seguidores a comprarlos si van a Colombia «porque los encontrarán en cada esquina».

Esto causó una gran controversia en redes sociales de parte de muchos venezolanos, que reclamaron que el popular alimento es procedente de su país, concretamente de la ciudad de Los Teques, población que le da el nombre.

También se recuerda la polémica por el joropo, del que ha habido una fuerte discusión sobre si es venezolano o binacional.

Publicado por Luigino Bracci

Noticias Relacionadas

(VIDEO) Venezuela inicia el camino para postular la arepa como patrimonio de la humanidad ante la Unesco

(VIDEO) Conozca si la Inteligencia Artificial nos sacó de la duda y respondió si la arepa es colombiana o venezolana



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10372 veces.


La fuente original de este documento es:
Albaciudad.org (https://albaciudad.org/2023/05/chatgpt-el-juez-definitivo-sobre-el-origen-de-la-arepa-asi-respondio-el-ministro-de-cultura-de-venezuela/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Ciencia, tecnología e innovación


Revise noticias similares en la sección:
Cultura y tradiciones