Especial, una prueba superada

No es fácil asumir el reto de abordar en el cine un tema que ha sido tocado en la gran industria cinematográfica por experimentados directores, con el aporte de consagrados actores, el apoyo publicitario súper millonario y la mirada puesta en un Oscar, si a eso le añadimos el despliegue de efectos especiales que se usan para encandilar, conmover, sobresaltar y cautivar al público, asumamos que es un reto de marca mayor, es para que cualquier joven realizador se achicopale y opte por un hermético archivador, una conversa con buenos amigos que por horas se calen el cotorreo de un sueño frustrado, volcado en un guión bien escrito y hasta el esbozo de un plan de rodaje.

Para bien del cine venezolano, el joven realizador Ignacio Márquez no se dejó intimidar por el reto. Lo asumió y se hizo acompañar por un buen equipo. El sábado 28 de enero fuimos a celebrar el Día Nacional del Cine en Margarita, gracias al apoyo del CNAC, bajo la solidaria gestión del cineasta Carlos Azpurua, Y de Uneartes, la colaboración de Cinex , la generosidad de Teresita Suárez y otros amigos y amigas, además del trabajo de la Plataforma del Cine y Medios Audiovisuales del Ministerio del Poder Popular Para la Cultura en Nueva Esparta, bajo el mando de Clorinda Fuentes, que se hizo acompañar por Marco Salaverría,

Alejandra Acevedo Suzzarini, Ronnyluz Yanez y Gustavo Salima. Desde el principio fuimos asaltados por las dudas. ¿una película con un tema tan difícil? Se trata de llevarnos al mundo de alguien que transita por las trampas de la vida con la condición especial del Síndrome de Down. Prejuiciados nos preparamos para una decepción, aunque en el fondo, quizás demasiado al fondo, nos aferramos a la posibilidad de las agradables sorpresas que acostumbra a darnos nuestro cine, con tal frecuencia que ya casi no son sorpresa. Pues, Ignacio Márquez nos sorprendió.

"Especiales" es una lección de buen cine con una temática difícil, sin caer en dos emboscadas para este tipo de historias: el melodrama y lo grotesco. El realizador nos lleva desde el principio de la película hasta su final con la historia bien narrada, el humor venezolano, la musica, la ternura, la delicadeza y el lenguaje, tanto en lo narrativo como en los diálogos y el genial diseño sonoro de Marco Salaverría. Nada mejor que este regalo de mostrar el séptimo arte como arte y no como mero espectáculo de entretenimiento para celebrar el cine nacional .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1690 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor