La enfermedad infantil del orgullismo en el izquierdismo

¿Será acaso, y lo ignoramos, que Moisés bajó de la montaña con un mandato divino esculpido en roca, donde se estable que el chavismo cometería pecado si se sentará a negociar con la burguesía roja con el propósito de arrancarle a esta un poco de felicidad para el pueblo venezolano? ¿Dónde carajo dejó dicho Sun Tzu en su libro el Arte de la Guerra que el chavismo estaría cometiendo un error estratégico si se sentará a negociar con la burguesía madurista para exigir la libertad de los presos políticos y sindicales? ¿En que lugar dejó escrito Bolívar, que era una traición que el chavismo se sentará a negociar con la contrarrevolución madurista para arrancarle mayores grados de justicia social para beneficio del pueblo venezolano? ¿En que parte Clausewitz en su libro De la Guerra, escribió que los chavistas no podían sentarse a negociar con la burguesía madurista para arrancarles incrementos salariales y un mejor sistema público de salud y una educación de calidad? ¿Dónde? ¿Hay acaso algún video donde se demuestre que Chávez haya dicho al chavismo que no puede sentarse a negociar con los traidores de la revolución bolivariana? Bueno, si alguien llegara a conseguirlo, que lo dudo, estaríamos obligados, entonces, si ese fuera el caso, a decir que en eso Chávez también se equivocó como se equivocó con Maduro.

Es importante recordarle a nuestros orgullosísimos y purísisimos camaradas, que contra los deseos de libertad del pueblo venezolano se han unido todas las burguesías, y a estas se le han sumado todos los renegados y los oportunistas de la izquierda edmundista y ecarrista, porque esta camada de contrarrevolucionarios y nadie mejor que estos, comprenden lo que significaría, nacional y continentalmente, que el pueblo trabajador venezolano, que los empobrecidos de la patria de Bolívar, llegasen a erigirse como la clase gobernante de su propio destino. Las burguesías, que si tienen una larga experiencia de escamotear la propiedad de las clases trabajadoras, tienen muy claro lo que puede hacer el empobretariado venezolano timoneando su propio estado, guiados por una constelación como el Plan de la Patria original 2013-2019. Pero nuestros orgullosos y camaradas puros, no parecen entenderlo o no quieren.

La política de la liberación no puede desarrollarse luciendo posturas orgullosas, ni puritanas ni malcriadas propias de prejuicios pequeñoburgués, casi siempre acompañada de frases hueras y fruslerías. La historia revolucionaria mundial nos enseña que hacer la revolución socialista y construir una sociedad nueva no es sencillo, es un asunto de una alta complejidad y sobre lo cual nadie puede dar recetas. Y una muestra de esto es que el mismo chavismo revolucionario y verdaderamente socialista - que es la única fuerza revolucionaria que ha logrado tener, en Venezuela, un éxito aunque efímero - fue derrotado, desde adentro, por la contrarrevolución llevada a cabo por la facción madurista, y todavía no se ha logrado conseguir restablecer la correlación de fuerzas que le fue favorable bajo el gobierno de Chávez.

Actuar hoy desde el chavismo autentico, es confrontar sin rodeos con el capitalismo y hacer eso en Venezuela es confrontar con el madurismo que es la fracción burguesa hegemónica que encarna las relaciones dominantes del sistema capitalista en Venezuela. Por lo tanto, para nosotros no hay ninguna duda de que el chavismo tiene suficiente reservas morales almacenadas y una obra concreta que mostrar, lo que le sirve como punto de Arquímedes para reconstruirse como vanguardia del pueblo venezolano, lo que significa transformarse en una fuerza material con la legitimidad para sentarse, dentro de una concepción de la guerra de todo el pueblo, a negociar con el capitalismo de fuerza a fuerza siempre con el propósito de sustituirlo por un modo de vida superior como lo es el socialismo.

En esa línea de pensamiento decolonial, es que venimos planteando desde hace un rato, que el 28J son unas elecciones organizadas fríamente para dejar por fuera al pueblo empobrecido. Pero sobre todo, para excluir al chavismo autentico e impedir que este pueda participar con su propia candidatura, porque el madurismo y el maricorinismo están conscientes, saben que frente al chavismo autentico perderían cualquier elección porque que no son sino una minoría y por tal razón acuerdan un 28J porque necesitan nuevamente dividir al pueblo para manipularlo emocionalmente para que este siga votando por ellos. Saben que lo que esta en peligro de desparecer en Venezuela es el capitalismo por la catástrofe social que este régimen a provocado en el pueblo venezolano, y por eso se juntaron todos a salvarlo.

Y cuando planteamos que el chavismo autentico esta listo para sentarse a negociar lo hacemos en función de confrontar al capitalismo madurocorinista en la mesa de negociación ya que es con el pueblo abiertamente que el madurismo debe negociar y no con los gringos. El pueblo chavista quiere plantear en primer lugar, que deben suspenderse las elecciones del 28J por inconstitucionales, porque allí no se le permitió al pueblo chavista que es una inmensa mayoría participar. Para exigirle también algo de lo cual nadie en ese teatrillo habla, lo que se refiere al incremento salarial, además, exigir que se deroguen las tres leyes fascistas, de liberar a los presos políticos y sindicales. Eso queremos negociar con el madurismo. Y quienes serían las y los voceros escogidos por el chavismo autentico para estar en la mesa de negociación, eso no estoy autorizado de informarlo. Lo que si puedo adelantarles, a riesgo de ser expulsado por indisciplinado, es que en la lista hay un montón que crece cada día.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 701 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: