Que vivan los estudiantes de las universidades de Estados Unidos y de aquí también

A finales de la década de 1940 el escritor venezolano Arturo Uslar Pietri comenta en uno de los ensayos publicados en su libro "Más y mejor educación para Venezuela" su experiencia como profesor en la Universidad Columbia, Washington, EE. UU; donde recalara de emergencia a instancias de un familiar (el historiador del arte Alfredo Boulton) en un momento especialmente grave para su vida, después de ser expatriado como parte del gabinete del presidente Isaías Medina Angarita, derrocado en 1945, por un golpe militar y la junta cívica militar de gobierno lo acusa de malversación y confiscan sus bienes.

Luego, hacia 1950, hubieron de devolverle sus bienes y su buen nombre, con ello regresa al país y se convirtió en la gran referencia nacional de la cultura que llegara a ser con su programas de televisión Valores humanos y demás reflexiones, como su columna dominical "Pizarrón" o tantas otras novelad y cuentos.

El Doctor Uslar Pietri es detenido por ministro de economía de Medina y queda en la mayor vulnerabilidad, después de ser considerado una persona con poder se halla en una gran orfandad moral, intelectual y política, según se puede leer en la entrevista que le hace el historiador Rafael Arriaz Lucca, titulada: "Arturo Uslar Pietri, Rendición de Cuentas", entonces se le ofrece la oportunidad de ingresar como personal docente y de investigación de literatura hispanoamericana, en la prestigiosa Universidad de Columbia y cuyos apuntes de clases están recogidas en el libro "Breve historia de la literatura hispanoamericana", sino recordamos mal, pues citamos de memoria.

Allí, en una de las 8 que conforman el llamado circuito pertenecientes a la IVY League (Universidad de Harvard, Universidad de Cornell, Universidad de Pensilvania, Dartmouth College,, Universidad de Yale, Universidad de Brawn, Universidad de Princeton y Universidad de Columbia) (¿Qué es la Ivy League? Las 8 universidades que la forman, https://viviendoelsue...); el Dr. Uslar Pietri comprende que el ejercicio del poder le ha impedido reflexionar, escribir y disertar, además de lo encantador que resulta el campus universitario en los Estados Unidos de Norte América, en la inmediata postguerra: grandes bibliotecas y espacios para leer y meditar, cada miembro de tal comunidad está en su oficio de estudiar o la docencia y la investigación. Así debe ser nuestra universidad, sugiere, de alta calidad y fuera del debate político partidista, sino dedica a la ciencia y las humanidades.

Le parece incomparable con la universidad latinoamericana, siempre envuelta en asuntos políticos inmediatos. Ello al menos desde al menos su fundación misma en 1721, el 19 de abril de 1810 y en 1812, después, sobre todo con la denominada Reforma de Córdoba, Argentina, en 1918 y cuya onda expansiva impacta en Venezuela hacia 1970, aunque antes en 1950/1960 una porción del estudiantado vivió mucho la politización: de hecho, es fama las protestas de la juventud estadounidense contra la Guerra de Vietnam. Sentadas, marchas y otras iniciativas se desarrollaron, dicen las crónicas se desarrollaron entre 1963/1975 y también en Venezuela la famosa reforma universitaria de la UCV, en 1967/1973, al menos, que, en general, son movimientos que sensibilizan a toda la población en los ámbitos nacional y mundial.

Hoy, según se pueden ver en los medios digitales, la guerra Israel/Palestina ha vuelto a politizar a la comunidad estudiantil de los Estados Unidos y hay que volver a repetir aquella letra que canta Mercedes Sosa: "Que vivan los estudiantes/ jardín de nuestra alegría/ son aves que no se asustan de animal ni policía/ Y no le asustan las balas ni el ladrar de la jauría (…) Pajarillos libertarios igual que los elementos…

La universidad estadounidense, comenta el historiador y sociólogo Dr. Orlando Albornoz en su libro "Los vértices de la meritocracia" tiene características particulares, que él explica con su habitual rigor, que recordemos señala no tienen la figura de la autonomía, se financias de fundaciones y las matrículas que pagan los estudiantes son altísimas, entre 40 mil a 50 mil dólares anuales, dice una fuente electrónica ya citada supra, por lo que los riesgos que han tomado los protestarios de estos días por PALESTINA es muy alto, desde el trato cruel de la policía, arrestos, expulsiones y demás, la juventud siempre tan generosa. Al menos el anciano mandatario USA dizque ha suspendido el envío de bombas a la entidad y gobierno sionista, ya es algo. La masa crítica va creciendo, en Europa y Latinoamérica también se han sumado, incluso en Caracas.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 477 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 [email protected]

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: