La verdad sobre la corrupción en PDVSA

De un tiempo para acá, se ha desatado una campaña bestial contra los altos gerentes de la PDVSA roja rojita, la de Chávez y Ramírez. La campaña se puede abordar desde diferentes ángulos. Se puede decir que es una venganza personal de maduro y tarek, un odio mellizal, un complejo psicológico contra el padre Chávez representado en Ramírez; y ese punto de vista tiene asideros. Se puede pensar que es una reacción a la candidatura de Ramírez a la presidencia, que, dicho sea de paso, les mueve el piso a los cinco; y esa hipótesis no es inverosímil. Se pueden decir muchas cosas, pero si no se estudia la ideología, la batalla entre sistemas, no se llegará al fondo.

En la pugna entre el capitalismo y el Socialismo, uno de los puntos centrales, junto con la conciencia, es la propiedad. El capitalismo se sustenta en la propiedad privada de los medios de producción, el Socialismo se sustenta en la propiedad social de los medios de producción. Se desprende de aquí que un proceso de restitución del capitalismo como el que estamos viviendo debe apuntar con prioridad a la eliminación de la propiedad social, y, por supuesto, la eliminación de esa propiedad, en el motor económico de la economía nuestra, en PDVSA, debe privatizar el petróleo, dárselo a los capitalistas.

La campaña de desmontaje de la propiedad social comenzó con la conseja de que la propiedad social no es eficaz, que sólo la propiedad privada es garantía de eficacia. Se habla de privatizar la electricidad, la cantv, y demás servicios, se promete que sólo así funcionarán. Pero, ese cuento de la eficacia no funciona con PDVSA, que producía tres millones de barriles todos los días y le daba al fisco nacional miles de millones de dólares, se recuperó del sabotaje petrolero, ha demostrado un gran rendimiento.

Entonces, los traidores apelaron a la corrupción, y descubrieron a Ramírez como un objetivo que reúne varios pájaros de un tiro: atacándolo a él, atacan al gobierno anterior, se desmarcan de Chávez, y desprestigian a la propiedad social, no a cualquier propiedad, se trata del músculo de la economía nacional, preparan la privatización del petróleo, de las industrias básicas.

He allí la verdad de la corrupción en PDVSA, no es creíble que los tareks, la cúpula, estén interesados en perseguir la corrupción, al contrario, claramente se trata de parte fundamental de la confrontación del capitalismo que se reinstala y del Socialismo chavista que viene en derrota.

Mientras la gente está pendiente de cazar corruptos, de saciar los bajos instintos, hablando pepas sin ningún fundamento sobre los líderes chavistas, el capitalismo, explotador, ladrón, creador de miseria, se instala en sus propias narices, el corrupto mayor, el que ha expoliado al planeta hasta dejarlo desangrado, no apto para la vida, se instala sin ninguna resistencia. Los líderes chavistas, socialistas, están lapidados en una avalancha de piedras lanzadas desde los medios de comunicación del gobierno madurista, desde las redes. La sociedad es despojada de sus bases económicas, de sus líderes y de su conciencia.

El planeta, consciente, asiste consternado al degüello del intento socialista, y se asombra ante la poca resistencia a la infamia…

¡CHÁVEZ, SOCIALISMO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1685 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 [email protected]      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: